Psicología de la Discapacidad

Discapacidad

El ser humano es un hombre común en busca de un destino extraordinario. La persona con discapacidad es un ser extraordinario, en busca de un destino común.

El perfil de cada persona, ya sea discapacitada o no, está constituido por puntos fuertes y débiles relacionados con el entorno en el que cada uno se desenvuelve, la capacidad de control emocional, el equilibrio psicológico, las habilidades sociales, la mayor o menor vulnerabilidad ante agentes generadores de ansiedad o estrés, etc.

Guiamos a las personas con discapacidad en su desarrollo personal para que consigan capacitarse para ser autónomos y lograr una integración al medio social del cual intentan formar parte.

El vínculo terapéutico sólo es posible a partir de la construcción de una relación de confianza, contención, comprensión y diálogo, en la que el profesional tendrá la función de ayudar al consultante a descubrir por sí mismo el camino del bien-estar.

Los objetivos que tenemos con nuestros pacientes son: Mejorar su autoestima, adquirir mayor capacidad de tomar sus propias decisiones, tener más confianza en sí mismo, afrontar con más seguridad sus experiencias, viviéndolas con intensidad y sin miedo, aceptar mejor sus actitudes hacia los otros, interactuando en forma más satisfactoria con ellos, tolerar mejor la frustración generada por las dificultades o los obstáculos de difícil resolución, disminuir las respuestas defensivas y/o reactivas, mejorar su capacidad de enfrentar situaciones nuevas con actitudes originales y creativas, lograr una mayor adaptación al medio y a la realidad que le toca vivir.

Según la necesidad del paciente, podemos realizar un entrenamiento personalizado en psicomotricidad y crear un plan de ejercicios de estimulación cognitiva que puedan ayudar a mejorar su estado.